Se trataba de una huelga general. Era un día para los trabajadores. La reforma laboral y los recortes del Gobierno de Rajoy forzaron a muchos ciudadanos a salir a la calle una vez más. En Elche, la Plaza de las Chimeneas fue el escenario escogido. 29 de marzo; 11 de la mañana: llegó el momento. La gente empezó a concentrarse. Se la veía llegar desde ambos lados de la Avenida de la Libertad. Una vía cuyo nombre no podía ser más acorde para la ocasión. Libremente, acudieron miles de personas. Entre ellas, una gran mayoría con algo en común: era la gente de la educación.

 

Los manifestantes a su paso por el puente del Ayuntamiento / V. Coves

 

Profesores, alumnos y colectivos en defensa de la enseñanza pública se erigieron en los protagonistas de la jornada. Los datos ofrecidos por el sindicato CC.OO. cuantificaron un total de 10.000 asistentes en Elche. Como se ha sugerido, en distintos centros escolares de la ciudad no consideraron como la mejor opción seguir dando clase normal. Al menos, buena parte de las personas que podían estar allí, de hecho, no lo estaban. Habían decidido que lo más conveniente era salir a la calle para protestar por el deterioro de los servicios públicos, en especial, de la educación.

No sólo se acercó el personal de los colegios e institutos más próximos. También desde las pedanías rurales acudió gente de la educación. Es el caso del profesor de Inglés Carlos Abio, del IES La Hoya. Este docente habla de una necesaria “solidaridad con el resto de trabajadores”. Pero también de una reivindicación propia de la educación como es la igualdad de oportunidades, un valor en peligro a su juicio.

 

Pancarta de uno de los colegios de Primaria / V. Coves

 

El representante del colectivo Por la educación pública ya Felip Vicedo va más lejos. Considera que se da “el mismo ataque neoliberal” contra los trabajadores de los servicios públicos y los del sector privado. Por eso, Vicedo, como profesor del IES La Torreta, no tiene más remedio que denunciar los recortes en educación cuando piensa en las posibilidades futuras de sus alumnos. Unas posibilidades que se vienen mermando desde hace, al menos, dos años, según Vicedo. Pero, como contrapartida, se muestra orgulloso del papel de la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública y de estar integrado en la misma. Por lo que no duda de que, cuando menos en Elche, siempre habrá alguien dispuesto a levantarse para defender el derecho a una educación pública de calidad.

 

Una muestra del protagonismo de la educación en la huelga / V. Coves

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s